El día lunes 17 de agosto nos visitó una tortuguita, que venía con la parte inferior del caparazón quebrada. Un perro la mordió y sufrió una perforación. Afortunadamente sus dueños la trajeron a pasar consulta, en la Poli le realizamos una reconstrucción con resinas epóxicas y en aproximadamente una semana, nuestra amiguita estará como nueva.

POLIVE, 2015